“Narcopolítica tiene de rodillas” al Gobierno: viuda de Javier Valdez

Que “tengan vergüenza” y atrapen a los homicidas exige Griselda Triana García, viuda del periodista Javier Valdez Cárdenas

 

Griselda Triana García, viuda del periodista Javier Valdez Cárdenas -fundador del semanario Ríodoce y corresponsal de La Jornada, asesinado hace exactamente un mes en Culiacán, Sinaloa- señaló que a su esposo “[…] no lo pusieron de rodillas para matarlo, a quien tienen de rodillas es al Gobierno mexicano, el narco, la narco política, […] porque lo tienen comiendo de su mano”, dijo.

En la primera entrevista que otorga desde que asesinaron a su esposo y padre de sus dos hijos, el pasado 15 de mayo, Triana García le dijo a la periodista Anabel Hernández García que lo que le exige al Gobierno -tanto Federal, como estatal- es justicia.

“Quisiera que el Estado Mexicano tuviera vergüenza y esclareciera los hechos. ¿Quién fue?, ¿Por qué fue? Y sobre todo que detuviera a los autores tanto materiales como intelectuales, que hubiera una sentencia ejemplar porque no es posible que ciudadanos y ciudadanas comprometidos con su trabajo, con lo que hacen, tengan que matarlos de esa manera”, afirmó la mujer con lágrimas en los ojos y entre sollozos.

Hasta ahora, aseveró la viuda de Valdez Cárdenas, la información que le ha otorgado la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra de la Libertad de Expresión (FEADLE), cuyo titular es Ricardo Sánchez Pérez del Pozo, es muy poca, “sin ningún avance claro”.

Triana García estuvo casada 30 años con Javier Valdez, hasta que lo asesinaron. Con él tuvo dos hijos: Tania y Francisco Javier.

“[…] en algún momento de nuestras vidas iniciamos juntos en este negocio del periodismo y compartes no nada más un techo sino muchas otras cosas, una convicción, el hecho de haber compartido nuestro oficio en nuestros inicios, el optó por quedarse en los medios de comunicación, yo me fui a un área de comunicación de una institución educativa pero finalmente seguíamos compartiendo muchas cosas en común y eso de alguna manera me hizo entender el valor que tenía para Javier estar donde estaba”, le dijo la viuda a Anabel Hernández.

“Yo nunca le hubiera pedido que dejara de escribir, que dejara de hacer lo que hacía. Cuando él y yo comenzamos a trabajar juntos, reporteábamos juntos, yo recuerdo que nos tocó varios operativos, varios hechos policiacos importantes en Culliacán, entonces tu sientes esa adrenalina, sientes esa emoción, sabes que estas haciendo lo que te gusta y sobre todo el compromiso de informar. […] No le puedes cortar las alas a alguien que asumió el periodismo como parte de su vida. Lo traía tatuado, como decía él.”, señaló la esposa de Valdez Cárdenas.

“Me preocupaba me daba mucho miedo […] porque sabía el riesgo que corría pero también tenía muy claro que esa era su responsabilidad, que alguien tenía que decir y contar las historias de todos y cada uno de sus personajes, que alguien tenía la obligación de no callar, de denunciar, y que si el podía ser la voz de la gente que lo necesitaba lo iba a hacer. Eso yo lo tenía muy claro”, afirmó la viuda del periodista sinaloense.

Triana García no tiene la menor duda de que la muerte de su esposo está directamente relacionada con su trabajo: “Sabíamos que esto [el asesinato de Valdez Cárdenas] podía ocurrir un día porque lo comentamos en muchas ocasiones pero lo que menos esperas es que realmente suceda ¿No?, que lo mataran por su trabajo”, señaló.

Incluso, dijo, que una de las líneas de investigación de las autoridades sobre el homicidio de su esposo debería ser el bosquejo de lo que iba a ser su último libro, el octavo de su carrera: ‘Narco-ejército’.

Por otra parte, Griselda Triana duda que el caso de su esposo se resuelva porque “[…] en el fondo sabes que lo que sucede en México queda impune, la impunidad es lo que reina en nuestro país, entonces es difícil creer que habrá justicia cuando los hechos y las estadísticas te demuestran lo contrario”, dijo.

“Muchas veces o la mayoría de los casos es más fácil que vengan de afuera y señalen, porque de alguna manera eso avergüenza a las autoridades mexicanas, quiero pensar que les avergüenza pero está visto que no, que tenemos autoridades sin dignidad, tienen la obligación de velar por la seguridad de la población y no lo hacen”, afirmó al pedir a la comunidad internacional seguir exigiendo justicia para el asesinato de su esposo y de todos los demás periodistas que han sido ejecutados en México.

Griselda Triana pidió, por último, que se no olviden a su esposo, “porque no olvidar a Javier y exigir justicia para Javier, va a permear a todo el gremio periodístico, se puede convertir en una barrera de protección para el gremio, pero sobre todo que garantice que no se vuelva a repetir un crimen como el de Javier”.

Valdez Cárdenas fue asesinado el pasado 15 de mayo por dos hombres encapuchados, a medio día, en una de las zonas más transitadas de Culiacán, con doce disparos, convirtiéndolo en el sexto periodista asesinado en México durante este año.

Hoy que se cumple un mes del crimen, ni la Procuraduría General de Justicia del Estado de Sinaloa, ni la Procuraduría General de la República (PGR) han arrestado a los responsables materiales e intelectuales del homicidio de Valdez Cárdenas.

El miércoles pasado, la PGR ofreció una recompensa de 9 millones de pesos a quien dé informes sobre el homicidio del sinaloense, y de otros 5 periodistas asesinados. La Fiscalía del Gobierno de Sinaloa y la PGR se niegan a informar sobre las líneas de investigación del homicidio y aún mantienen como una hipótesis el robo del auto del fundador de Ríodoce, el cual fue abandonado varias cuadras después.

Esta entrada fue publicada en Notas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario